Pazo de Mella: historia y actualidad como lugar de celebraciones

Lugar de celebraciones. Pazo de Mella

El Pazo de Mella, situado en Cambre, A Coruña, es un recinto que cuenta con más de dos siglos de vida y desde el 2013 sirve como lugar de celebraciones.

Celebrar tu boda o evento en nuestras instalaciones significa hacerlo en un lugar cargado de significado histórico.

Hoy vamos a detallarte cómo surgió el Pazo y cuáles fueron las reformas que, a lo largo del tiempo, fueron realizándose en su interior.

Árbol genealógico de la familia
Árbol genealógico Mella 1579 a 1979

La edificación principal de Pazo de Mella se construyó a finales del XVIII principios del XIX por Norberto de Mella Barberito y Padrón.

 

Estaba compuesta de planta baja, un piso y desván. Don Norberto murió en ella en 1839 y está enterrado en el panteón familiar en la Iglesia de Santa Maria de Vigo.

La propiedad la heredó su hijo, Pedro de Mella Montegro, enterrado en el mismo panteón. La casa pasó a su única hija María de Mella Betancourt que contrajo matrimonio con Enrique Crespo Cordonie.

Entre 1914 y 1918, María de Mella Betancourt y Enrique Crespo Cordonie realizaron diversas modificaciones en la planta baja (habitación de la torre) y en la planta alta.

Entre los años 1963 a 1965, Enrique Crespo de Mella volvió a modificar la edificación principal: redujo el tamaño de la cocina, mantuvo el salón de los limoneros y distribuyó la planta con tres habitaciones situando, además, en la fachada es el escudo.

Actual capilla

La casa número 7 (actual capilla) se construyó en la segunda mitad del siglo XIX por José Barros Caridad, cantero de profesión, por orden de Pedro de Mella Montenegro. Fue habitada hasta que Enrique Crespo Cordonie ordenó convertirla en capilla.

Fue el mismo D. José el que realizó las obras de transformación de la vivienda en capilla, eliminado la planta superior, tapiando dos ventanas existentes y eliminando el alpendre que existía en la fachada principal de la casa entre otras modificaciones.

Casa Cochera

La Casa Cochera del Pazo se construyó en la primera mitad del siglo XIX y constaba de planta baja, un piso, cuadra y alpendre. En 1914, por orden de Enrique Crespo Cordonie fue convertida la planta baja en cochera, la planta alta en una habitación diáfana para el chofer y se mantuvo la cuadra y el alpendre.

Escudo familia Mella
Escudo familia Mella

Lugar de Lamelas

Finalmente, el lugar de Lamelas fue construido en la primera mitad del Siglo XIX y constaba de planta baja, un piso, horno y dos alpendres, la primera planta constaba de lareira con horno, la planta alta consistía en una zona diáfana donde había una carpintería, en uno de los laterales había un porche y en el otro una pocilga que daba a la parte de atrás del horno y un alpendre.

En 1963, Enrique Crespo de Mella la nombró coloquialmente la Casa de Ramón que era el casero en ese momento y rehabilitó la casa para él y su familia.

Reformas para convertir el Pazo en un lugar de celebraciones

A partir del año 2013, doña Margarita de Aguilar-Amat Crespo y sus cuatro hijos Pablo, Daniel, Juan y Fernando Bourkaib de Aguilar-Amat restauran los inmuebles y el entorno ubicados en la Casa Grande de Mella para convertirlos en un lugar de celebraciones que permita la celebración de eventos de diverso tipo.

El Lugar de Curras se adecúa con tres habitaciones, tres aseos, salón, comedor y cocina. Por su parte, el Lugar de Lamelas se adecúa con otras tres habitaciones y aseos, salón, comedor y cocina, igualmente. Se crea un salón de reuniones para promover que se puedan realizar reuniones de diverso tipo, tanto laborales como familiares. Además, se crea una pequeña recepción para recibir a los huéspedes.

Se habilita un gran salón de celebraciones para poder desarrollar en él cualquier tipo de evento tales como cumpleaños, reuniones familiares, eventos de empresa, bodas, bautizos y comuniones, entre otros actos. Junto a esto, la capilla se restaura y los mismo el palomar y el estanque. Además, se acondicionan jardines, murallas viales y caminos para dotar al espacio de una zona verde de más de 9.000 metros cuadrados.

Sin renunciar a su esencia noble de un edificio que data del siglo XIX, Pazo de Mella ha conseguido tras varias restauraciones reconvertir el Pazo en una ubicación novedosa y diferente para albergar la conmemoración de bodas y eventos de diferente índole dentro del área metropolitana de A Coruña.

Para ello, se ha dotado al espacio de una atmósfera calida y especial apostando por la preservación del patrimonio histórico, respetando al máximo cada rincón y conservando elementos tradicionales en el largo proceso de restauración del edificio.

Pazo de Mella es un ejemplo emprendimiento. Su historia, su entorno, la diversidad de servicios que ofrece y sus amplias y renovadas instalaciones lo erigen como un lugar privilegiado para la celebración de cualquier tipo de ceremonias familiares y profesionales.

Desde Pazo de Mella ofrecemos un trato afable y cercano, con diligencia para lograr que cada evento sea inolvidable y diferente.