No dejan de resultar curiosas ciertas coincidencias con las que te vas topando a lo largo de tu trayectoria profesional. El Pazo de Mella es un espléndido recinto situado en Cambre (A Coruña) y capitaneado por cuatro hermanos: Pablo, Fernando, Daniel y Juan; curioso es que nosotros, EMOVERE STUDIOS, lo conformemos cuatro Fotógrafos, amigos, casi familia: Kake, Alfonso, Pepe y Adrián, con sede en la misma ciudad. Y estas ocho personas nos conocemos muy bien y, sobre todo, trabajamos muy bien juntos. Todos nosotros perseguimos en mismo objetivo: lograr una Boda perfecta, cada uno ocupándose de su propio terreno. Ellos ponen el lugar, nosotros las cámaras. Pero de lo que no cabe duda es que la sinergia funciona. Ser Fotógrafos de Boda en el Pazo de Mella es trabajar en casa, es un auténtico placer. Como sin duda lo es para las parejas de Novios que celebran aquí su Boda.

Como Fotógrafos de Bodas nos encantan los espacios abiertos, los lugares que permiten moverse con libertad, con amplitud, para poder colarse entre los Novios, entre los Invitados, sin ser vistos. Nos encanta perdernos entre los momentos y las sonrisas y poder conseguir la perspectiva, el encuadre, la luz. Por todas esas razones nos encanta el Pazo de Mella. Son muchísimos metros cuadrados de superficie, unos 20.000, un generoso espacio de posibilidades infinitas. Escenarios diferentes, piedra de Pazo gallego del siglo XIX, verdes jardines cuidados diariamente y al detalle, árboles centenarios. Escenarios en los que desarrollar cualquier tipo de Boda, sea cual sea el estilo de los Novios.

Y algo fantástico para poder desarrollar nuestro trabajo como Fotógrafos de Boda en Coruña, nadie nos pone límites de movimiento ni de tiempo, lo dicho, estamos en casa. Y hablando de casa, las edificaciones que ofrece el Pazo de Mella son estupendas para disfrutar del día de la Boda, desde los comienzos hasta el final de fiesta. Es sencillo, disponen de diversas edificaciones dentro del mismo recinto, capaces de acoger a los Novios al mismo tiempo sin que lleguen a cruzarse, porque ellos, estos cuatro hermanos y su estupendo equipo, organizan los tiempos a la perfección. Así que mientras nuestra Novia se acicala en una de sus casas restauradas, el Novio está en la casa de al lado haciendo lo propio. No puede ser más cómodo, más práctico, tanto para el desarrollo de nuestro trabajo como para conseguir que los Novios no sientan el más mínimo estrés. La Novia puede disfrutar de sus momentos previos a la Ceremonia, rodeada de risas y diversión, de amigas y familia, de su gente, recibiendo todas las atenciones necesarias por parte de la dirección del Pazo de Mella, para que no le falte de nada. Y en la pared contigua, el Novio, entre los suyos, entre piedras y luz.

Por supuesto que, en su categoría de Pazo con todas las letras, el Pazo de Mella posee una Capilla espléndida. La piedra y la madera se dan la mano, con las flores adecuadas, nuestra forma de contar y la ilusión de los presentes, las Fotografías únicas están aseguradas. Si bien, las Ceremonias al aire libre en el Pazo de Mella son bellísimas, dado lo cuidado de sus jardines y la belleza del entorno.

Mientras la Boda se celebra, el olor de las cocinas parece querer abrirse paso entre los allí presentes que ya intuyen el desfile de viandas que aguardan su paladar. Porque el Pazo de Mella cuenta con cocinas propias y amplios recintos para celebrar el Banquete de Boda tanto a cubierto, como al aire libre. Somos Fotógrafos de Boda en Galicia y sabemos que, en ocasiones no tan raras, los cielos se cubren de nubes y hay que estar preparados. En absoluto desmerece una Boda un poco de lluvia, todo es cuestión de saber elegir alternativas y, en nuestro caso, de saber usar esas luces tan especiales a nuestro favor para obtener unas Fotografías naturales que consigan sacar lo mejor del día. Lo mejor de todo es pensar que, pase lo pase, se ponga el tiempo como se ponga, la Boda en el Pazo de Mella será todo un éxito. Los Novios podrán disfrutar de cada momento, los Invitados a su lado, despreocupados de todo, centrados en lo único importante en una Boda, disfrutar y pasarlo muy bien.

Ya son muchas las Bodas que hemos fotografiado en el Pazo de Mella y, siendo en el mismo lugar, terminan siendo Bodas completamente diferentes, únicas y especiales. Cada pareja de Novios imprime su personalidad y la dirección del Pazo sabe entenderlos muy bien y llevar a la realidad lo que les han pedido. La decoración será diferente, los arreglos florales serán personalizados y, lo más importante, las personas son distintas. Lo que no cambia nuca, por parte de ninguno de los profesionales del Pazo ni, desde luego por la nuestra, vuestros Fotógrafos de Boda en Coruña, son las ganas y la ilusión por hacer muy bien nuestro trabajo y dar lo mejor de nosotros mismos. Una Boda es un día, es cierto, pero es un día muy intenso, cargado de emociones y de momentos únicos que son el resultado de haber hecho muy bien las cosas, de haber mimado los detalles. Nosotros estaremos ahí para dar buena cuenta de ello, para crear un Reportaje de Boda especial, la historia de una Boda en imágenes, recuerdos imborrables de un día increíble, en un lugar cargado de magia y saber hacer, el Pazo de Mella.

Puedes ver aquí el trabajo de Emovere