La magia de las bodas en invierno

Verano, otoño y primavera son las estaciones que mayor número de bodas acaparan, pero cada vez son más las parejas que deciden casarse en invierno. Contraer matrimonio entre diciembre y febrero constituye una alternativa que suma adeptos año tras año porque el invierno -la estación del frío y de la nieve, la época de las fiestas navideñas- es un tiempo lleno de magia. Y en Pazo de Mella, lo sabemos. Por eso, nuestro singular espacio se adapta a las celebraciones nupciales de invierno, cuidando su tono y su estilo para que cada una de ellas sea un auténtico cuento de hadas.

El invierno evoca a chimenea y a leña, a cuento de Navidad, a castañas y a chocolate con churros. Sus colores son fríos pero esto, lejos de disminuir su encanto, contribuye a fortalecer el romanticismo de una estación mágica. Como mágicas son las bodas de esta época del año. Siempre es más fácil reservar la iglesia y son muchos más ágiles los trámites en el caso de que la boda sea civil.

También es más sencillo contar con proveedores de fotografía, decoración o música en el período invernal. La demanda y los precios bajan considerablemente y éste es un factor que puede ser interesante tener en cuenta. Incluso en la luna de miel se pueden obtener importantes descuentos con respecto a las tarifas de temporada alta.

Junto a esto, los trajes de los novios y los de los invitados son más sofisticados en el invierno. Las bajas temperaturas imponen la elección de prendas adicionales y, en este sentido, es frecuente, por ejemplo, que las novias utilicen estolas o chaquetas tipo bolero en sus celebraciones nupciales de invierno. Los vestidos de fiesta de las invitadas también se vuelven más originales y completos.

En Pazo de Mella estamos disponibles también durante el invierno para hacer de tu boda un evento irrepetible y único. ¡Consulta nuestra disponibilidad!


Presenciales en Pazo de Mella

Presenciales en Pazo de Mella

Todo lo que necesitas para que tu boda sea única.

Cada boda es única. En Pazo de Mella, lo sabemos, y por eso ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de personificar su celebración nupcial. Aportamos nuestra experiencia y profesionalidad para ayudarles a diseñar la boda de sus sueños.

Para ello, cada pareja que decide celebrar su boda en Pazo de Mella cuenta con la figura de un coordinador, que le ayuda en todas las gestiones relacionadas con el evento y le asesora sobre las últimas tendencias nupciales.

Junto a esto, en Pazo de Mella ofrecemos diferentes y singulares servicios adicionales gracias a nuestra nutrida red de proveedores y colaboradores, que nos ayudan a hacer que cada boda sea singular y diferente. Entre estos servicios, por ejemplo, destacan los puestos presenciales de productos, una iniciativa que cada vez tiene mayor acogida en las celebraciones nupciales.

Si tus invitados son amantes de los buenos quesos, puedes instalar un carrito con los mejores y más selectos. De diferentes denominaciones de origen, gallegas y foráneas, con un buen queso acertarás seguro.

Sin duda, uno de los puestos presenciales más exitosos en las bodas gallegas actuales es el del pulpo. Á feira y recién hecho para cumplir las expectativas de los paladares más exigentes. ¡Éxito asegurado!

También podéis decantaros por instalar una estación de bivalvos, para que todos los que asistan a vuestra boda puedan degustar frescas navajas, ricas zamburiñas o magníficos mejillones procedentes de nuestras rías.

Si lo que queréis es sorprender a vuestros invitados con estupendos arroces (de marisco, con bogavante o negro, entre otros), podéis decidir instalar en el aperitivo una nutrida arrocería.

También es posible habilitar una filloeira. Las filloas son la versión autóctona de la crépe y pueden ser dulces (con nata, chocolate, azúcar o miel) o saladas (con grelos, langostinos chicharrones o queso). Una idea original que seguro encantará a vuestros invitados.

Ofrecer buen jamón ibérico al corte es una iniciativa que cada vez gana más adeptos en las bodas. En Pazo de Mella, os damos la posibilidad de instalar un puesto de este tipo, en el que los jamones se sirven con aceites variados.

Los amantes de los huevos y las tortillas encontrarán estupenda la huevería, un puesto en el que se elaboran mini tortillas de Betanzos o tostas hechas con huevos de codorniz y lascas de ibérico, entre otras opciones gastronómicas.

También es posible degustar estupendas brochetas, de solomillo, con verduritas o de rape con langostinos, por ejemplo, en una estación dedicada específicamente a su elaboración. Una original iniciativa que seguro tiene éxito en vuestra ceremonia nupcial

Aquellos más tradicionales, sobre todo en las bodas de invierno, pueden optar por instalar un puesto de pucheros en el que se elaboran magníficos productos autóctonos como callos o caldos gallegos

Finalmente, también es posible contratar otras opciones como la instalación de una vermutería, en la que, además de vermouth, se sirven patatas chips u olivas variadas. Junto a esto, otras estaciones ganan cada vez más adeptos como las de sushi o las de frituras del mar. ¡Opciones para todos los gustos, con precios adaptados a todos los bolsillo! ¡Consúltanos!

* Las fotos de las estaciones son orientativas, son susceptibles a ser modificadas.


Josmaga y Pazo de Mella: una alianza perfecta


El modo de trabajar de Pazo de Mella y Josmaga tiene un denominador común: el cuidado del detalle. Con frecuencia, en nuestro Pazo solemos decir que #DiseñamosElEventodeTusSueños y lo hacemos fomentando un trato exquisito y personalizado, adaptándonos a vuestras preferencias con el objetivo de conseguir que cada celebración sea única.

Para logarlo, tenemos que estar pendientes de cada detalle porque sabemos que son éstos los que nos permiten ir un paso por delante con respecto a nuestra competencia. Esa misma filosofía es compartida por Josmaga, que ofrece restauración de alta calidad.

En Pazo de Mella ponemos los fogones y Josmaga se encarga de preparar in situ el menú nupcial. Todo ello bajo la supervisión de la una magnífica profesional, Eva: la maitre de Josmaga para nuestro Pazo. Ella se encarga de coordinar todo el servicio y se responsabiliza de que todo esté perfecto.

En esta tarea, cuenta con la inestimable colaboración de los hermanos Bourkaib, responsables de Pazo de Mella, que ayudan a la maitre con los detalles del menú. Existe, pues, una complicidad plena entre ambas partes que repercute en un óptimo servicio al cliente.

 

Un convite inolvidable

Junto al gusto por el detalle, la filosofía de Josmaga como empresa de restauración aúna modernidad y tradición. Ofrece diferentes tipos de cocina y recetas que combinan los alimentos más tradicionales con lo mejor de la gastronomía actual. Todo ello encaminado a marcar la diferencia.

La creatividad es otra de las premisas de su cocina. Apostando por productos de una gran calidad, Josmaga no pierde de vista la innovación, con lo que está en condiciones de ofrecer una oferta gastronómica sofisticada, contundente y, sobre todo, deliciosa.

En Pazo de Mella contamos con los servicios de Josmaga en calidad de empresa aliada o partner. Ellos se ocupan de cocinar en los fogones de nuestra amplia y equipadísima cocina. Gracias a nuestra alianza con Josmaga, disfrutarás en tu celebración de un inolvidable convite con la mejor gastronomía.


Cinco momentos clave de una ceremonia nupcial

1.- La llegada de la novia

Es normalmente el instante más esperado del enlace. Sentados en sus butacas, los invitados arropan al novio, que suele esperar hecho un manojo de nervios la llegada de la novia. Una llegada que suele producirse, todo hay que decirlo, con un ligero retraso con respecto a la hora prevista para el inicio de la ceremonia. La aparición de la novia, que suele hacer su aparición del brazo del padrino, es siempre un emotivo momento que produce por igual lágrimas y aplausos entre los invitados. De camino bien al altar, bien al lugar de celebración de la ceremonia civil, la novia muestra por primera vez a muchos de sus invitados su secreto mejor guardado: su vestido.

2.- ¿El arroz o los pétalos?

Sí. El arroz ya vivió mejores tiempos, pero son muchos los que siguen lanzándolo a los novios una vez concluida la ceremonia nupcial. El origen de esta tradición se remonta al lejano Oriente y a un tiempo en el que su empleo era habitual como símbolo de deseo de prosperidad y fertilidad a las parejas de recién casados. Pero el arroz puede dañar el vestuario y el peinado de los novios. Por eso hoy son muchos los que han sustituido su uso por pétalos de rosa o de cualquier otra flor. Sin duda, la salida de los novios bajo una lluvia de arroz o de pétalos es otro de los momentos más especiales de una boda.

3.- Inicio de la comida

Muchas parejas aprovechan el momento en el que los invitados disfrutan del aperitivo para realizar el reportaje fotográfico de su boda. Aunque cada vez con mayor frecuencia, los novios acortan el tiempo que invierten en el Día D en este tema, ya que es frecuente ahora hacer fotos antes y después de la boda (sobre todo si en la jornada del enlace, no luce el sol). Sea como fuere, el momento en el que los recién estrenados cónyuges entran juntos al lugar de celebración del banquete es otro de esos instantes mágicos de una boda. Suelen hacerlo entre aplausos mientras suena una pieza musical especialmente elegida para la ocasión. Y son muchos los que en este momento deciden, además, partir simbólicamente el pastel nupcial.

4.- Los primeros compases

Son los novios los que habitualmente inauguran el tiempo para la música en una boda. Y lo hacen marcándose un bailoteo especial, que han ensayado ¿decenas? de veces anteriormente. Bien se elija una pieza de pop comercial, de rock alternativo o de reggaetón,  no hay duda de que la apertura del baile es otro de los momentazos más importantes en una boda.

5.- ¡La barra libre!

¿Para qué vamos a engañarnos? ¡Aquel que diga lo contrario, miente! Todo el mundo espera ansioso la apertura de la barra libre en una boda. Cervezas, copas y cócteles nos ayudan a desinhibirnos y a dar lo mejor de nosotros mismos en la pista de baile.


Richard del toro floristería

Decoración y arte floral de primer nivel con Richar del Toro

¿Quieres que tu boda sea de película? El privilegiado escenario que te ofrece nuestro Pazo junto al minucioso trabajo de decoración floral de Richar del Toro te ayudarán a lograrlo. Esta empresa, con sede en A Coruña, es colaboradora habitual de Pazo de Mella.

Sus más de 30 años de experiencia en el ámbito nupcial y la calidad de sus trabajos avala a Richar del Toro como un maestro que conseguirá que todos los espacios -exteriores e interiores- de vuestra boda brillen con luz propia, bajo las premisas de calidez y elegancia. Porque las flores no son un mero elemento decorativo y ornamental y eso Richar del Toro lo sabe: su elección es clave para crear una ambientación adecuada y marcar la diferencia.

Amplia formación

Richar posee una amplia formación en botánica de interiores y paisajismo. Consciente de que cada celebración es única y cada pareja diferente, sus propuestas son siempre personalizadas y adaptadas a las preferencias de cada cliente.

Además de toda la decoración floral de los espacios, Richar del Toro se ocupa también de la elaboración de ramos de novia, con propuestas en este sentido que van desde opciones más clásicas a otras más innovadoras y arriesgadas.

En Pazo de Mella nos enorgullece especialmente contar con un aliado tan competente en su campo. Es capaz de plasmar y recoger en sus trabajos todas las ideas que podáis tener en

vuestra cabeza.

Gracias a Richar del Toro podemos decir con mayor firmeza y seguridad, que en Pazo de Mella os ayudamos a diseñar el evento de vuestros sueños.

Finalmente, en colaboración con Richar del Toro, en Paz de Mella os ofrecemos servicios exclusivos de oficiantes para vuestra ceremonia, que incluyen diferentes perfiles de actores, artistas o periodistas. ¡Consúltanos!


EL PAZO DE MELLA by: Emovere

No dejan de resultar curiosas ciertas coincidencias con las que te vas topando a lo largo de tu trayectoria profesional. El Pazo de Mella es un espléndido recinto situado en Cambre (A Coruña) y capitaneado por cuatro hermanos: Pablo, Fernando, Daniel y Juan; curioso es que nosotros, EMOVERE STUDIOS, lo conformemos cuatro Fotógrafos, amigos, casi familia: Kake, Alfonso, Pepe y Adrián, con sede en la misma ciudad. Y estas ocho personas nos conocemos muy bien y, sobre todo, trabajamos muy bien juntos. Todos nosotros perseguimos en mismo objetivo: lograr una Boda perfecta, cada uno ocupándose de su propio terreno. Ellos ponen el lugar, nosotros las cámaras. Pero de lo que no cabe duda es que la sinergia funciona. Ser Fotógrafos de Boda en el Pazo de Mella es trabajar en casa, es un auténtico placer. Como sin duda lo es para las parejas de Novios que celebran aquí su Boda.

Como Fotógrafos de Bodas nos encantan los espacios abiertos, los lugares que permiten moverse con libertad, con amplitud, para poder colarse entre los Novios, entre los Invitados, sin ser vistos. Nos encanta perdernos entre los momentos y las sonrisas y poder conseguir la perspectiva, el encuadre, la luz. Por todas esas razones nos encanta el Pazo de Mella. Son muchísimos metros cuadrados de superficie, unos 20.000, un generoso espacio de posibilidades infinitas. Escenarios diferentes, piedra de Pazo gallego del siglo XIX, verdes jardines cuidados diariamente y al detalle, árboles centenarios. Escenarios en los que desarrollar cualquier tipo de Boda, sea cual sea el estilo de los Novios.

Y algo fantástico para poder desarrollar nuestro trabajo como Fotógrafos de Boda en Coruña, nadie nos pone límites de movimiento ni de tiempo, lo dicho, estamos en casa. Y hablando de casa, las edificaciones que ofrece el Pazo de Mella son estupendas para disfrutar del día de la Boda, desde los comienzos hasta el final de fiesta. Es sencillo, disponen de diversas edificaciones dentro del mismo recinto, capaces de acoger a los Novios al mismo tiempo sin que lleguen a cruzarse, porque ellos, estos cuatro hermanos y su estupendo equipo, organizan los tiempos a la perfección. Así que mientras nuestra Novia se acicala en una de sus casas restauradas, el Novio está en la casa de al lado haciendo lo propio. No puede ser más cómodo, más práctico, tanto para el desarrollo de nuestro trabajo como para conseguir que los Novios no sientan el más mínimo estrés. La Novia puede disfrutar de sus momentos previos a la Ceremonia, rodeada de risas y diversión, de amigas y familia, de su gente, recibiendo todas las atenciones necesarias por parte de la dirección del Pazo de Mella, para que no le falte de nada. Y en la pared contigua, el Novio, entre los suyos, entre piedras y luz.

Por supuesto que, en su categoría de Pazo con todas las letras, el Pazo de Mella posee una Capilla espléndida. La piedra y la madera se dan la mano, con las flores adecuadas, nuestra forma de contar y la ilusión de los presentes, las Fotografías únicas están aseguradas. Si bien, las Ceremonias al aire libre en el Pazo de Mella son bellísimas, dado lo cuidado de sus jardines y la belleza del entorno.

Mientras la Boda se celebra, el olor de las cocinas parece querer abrirse paso entre los allí presentes que ya intuyen el desfile de viandas que aguardan su paladar. Porque el Pazo de Mella cuenta con cocinas propias y amplios recintos para celebrar el Banquete de Boda tanto a cubierto, como al aire libre. Somos Fotógrafos de Boda en Galicia y sabemos que, en ocasiones no tan raras, los cielos se cubren de nubes y hay que estar preparados. En absoluto desmerece una Boda un poco de lluvia, todo es cuestión de saber elegir alternativas y, en nuestro caso, de saber usar esas luces tan especiales a nuestro favor para obtener unas Fotografías naturales que consigan sacar lo mejor del día. Lo mejor de todo es pensar que, pase lo pase, se ponga el tiempo como se ponga, la Boda en el Pazo de Mella será todo un éxito. Los Novios podrán disfrutar de cada momento, los Invitados a su lado, despreocupados de todo, centrados en lo único importante en una Boda, disfrutar y pasarlo muy bien.

Ya son muchas las Bodas que hemos fotografiado en el Pazo de Mella y, siendo en el mismo lugar, terminan siendo Bodas completamente diferentes, únicas y especiales. Cada pareja de Novios imprime su personalidad y la dirección del Pazo sabe entenderlos muy bien y llevar a la realidad lo que les han pedido. La decoración será diferente, los arreglos florales serán personalizados y, lo más importante, las personas son distintas. Lo que no cambia nuca, por parte de ninguno de los profesionales del Pazo ni, desde luego por la nuestra, vuestros Fotógrafos de Boda en Coruña, son las ganas y la ilusión por hacer muy bien nuestro trabajo y dar lo mejor de nosotros mismos. Una Boda es un día, es cierto, pero es un día muy intenso, cargado de emociones y de momentos únicos que son el resultado de haber hecho muy bien las cosas, de haber mimado los detalles. Nosotros estaremos ahí para dar buena cuenta de ello, para crear un Reportaje de Boda especial, la historia de una Boda en imágenes, recuerdos imborrables de un día increíble, en un lugar cargado de magia y saber hacer, el Pazo de Mella.

Puedes ver aquí el trabajo de Emovere